Freno o acelerador del desarrollo comunitario

En diferentes momentos de mi vida profesional, pero sobre todo en dos etapas: una en una organización de gestión cultural y otra en un proyecto industrial al servicio del Arte, me ha tocado sentir de primera mano la tensión que se vive cuando quieres orientar más un proyecto a responder a la sociedad de entretenimiento ( mercado) o cuando enfocas más el proyecto a la construcción de una sociedad de valores auténticos o es más, cuando quieres tratar de compatibilizar ambos enfoques a la vez.

En la sociedad reciente que nos está tocando vivir sabemos todos que lo que está primando más es la búsqueda del resultado inmediato, con un claro predominio por lo tanto de la cultura del entretenimiento. Sociedad de la cual lógicamente el deporte también forma parte, y además en algunos casos convirtiéndose en uno de los máximos exponentes del modelo sociocultural mencionado.

Situados en este contexto, me gustaría recordar las palabras de un buen amigo Roberto Gomez de la Iglesia, uno de los máximos exponentes de la Gestión Cultural, cuando reflexiona sobre el papel de la Cultura en la Sociedad: “La Cultura como base de concepto de valor. La transformación de los valores de la sociedad desde la transformación de la cultura”.

Y ahora con tu permiso Roberto, pero con una mirada probablemente bastante más reduccionista, me gustaría realizar el juego de sustituir la palabra Cultura por la palabra Deporte en tu anterior reflexión . Y nos quedaría algo así como: “El Deporte como base de concepto de valor. La transformación de los valores de la sociedad desde la transformación del Deporte”.

Si partiéramos de la base de enfocarnos en esta mirada del Deporte como concepto de valor ¿Qué transformación entendemos que se debiera producir en nuestra manera de entender y vivir el Deporte en la actualidad ?

Propongo realizar un ejercicio de aproximación, a una posible respuesta, planteando las diferentes preguntas que nos genera la siguiente triple mirada:

La mirada desde la Transferencia. ¿Será el Deporte capaz de identificar sus capacidades, conocimientos, experiencias, significados, herramientas, espacios, recursos…. para ponerlos a disposición de un proceso de transformación y desarrollo comunitario?

La mirada desde la Transparencia. ¿Vemos al Deporte con el arrojo suficiente como para romper con esa cierta inercia histórica de mirarse al ombligo, cambiando sus modos y formas de gestión y relación, incorporando una mirada más transparente y abierta tanto hacia el interior de sus propias organizaciones como en lo que debiera ser su relación natural y colaborativa con el resto de agentes y entidades de su comunidad?

Y para finalizar la mirada desde la Trascendencia: ¿Va a ser posible para el Deporte generar acciones, intervenciones que puedan generar algún tipo de impacto social, cultural, más allá del puramente deportivo y económico en su entorno más próximo?

Por lo que acabamos de percibir también el Deporte, se encuentra en este momento en la misma encrucijada en la que nos encontramos todos nosotros. Y en estos casos solo caben dos opciones, ver la situación cómo una oportunidad de mejora, pasando a convertirte en un agente de cambio del actual modelo imperante o verla como un riesgo con lo cual el Deporte opte por convertirse en un freno a todo tipo de iniciativas de modificación que se nos puedan ir planteando en nuestro entorno comunitario.

Quiero pensar que la mayor parte de los verdaderos protagonistas del Deporte que no son otros que: los deportistas, los aficionados, los socios, las estructuras formales e informales, los medios de comunicación deportivos……entienden que ha llegado el momento de apostar claramente por el Deporte “cómo generador de valor y conocimiento, desde la más absoluta transparencia y con una clara capacidad de impacto real en su entorno más próximo”.

De este modo estaremos contribuyendo entre todos a que el Deporte se convierta realmente en acelerador y agente de cambio del nuevo modelo de desarrollo comunitario que acabe sustituyendo al actual modelo de sociedad imperante.

Publicado por

José María y Xabier Armentia

Mi ingenuidad "hacer que pasen cosas"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s