Relaciones Sociales y Deporte.

Si uno lee diferentes publicaciones entorno a cómo se construyen o se establecen las relaciones sociales entre las personas, se encuentra con preguntas del tipo: ¿Qué capacidad y espacios tenemos de conocernos a nosotros mismos? ¿Cómo vamos a poder estar bien y construir una relación sana, estable y duradera si existe un desconocimiento casi completo de la otra persona? ¿Cómo vas a construir una relación con una carencia de confianza?

En este ámbito relacional, la principal dificultad está en que las personas no llevamos escrito en la frente cuáles son nuestras “condiciones” sobre nuestro particular modelo del mundo y sobre nuestras expectativas en las relaciones con otros. Y, por ello, es evidente que debemos construir espacios de relación adecuados y darnos un margen de tiempo para conocer en mayor profundidad a la otra persona, e incluso, a veces, a nosotros mismos.

Si analizamos las condiciones básicas para una relación nos podemos encontrar entre otros con los siguientes aspectos:

1. Autoconocimiento. Debes tener una idea bastante clara de lo que eres, de los valores que son importantes e irrenunciables para ti.

2. Conocimiento del otro. Conocer cuáles son los valores que rigen su vida, su visión de la vida y de sí mism@, sus comportamientos, etc;.

3. Reconocimiento. Dale tiempo. Ármate de paciencia, no corras, pues no estás en ningún concurso. El mundo no se acaba, si persistimos en la relación la mayor parte de las veces seguro que encontramos lo que buscamos.

4. Autenticidad. Cuando te encuentras con alguien, muéstrate tal como eres, expresa con sinceridad tus opiniones, gustos, objetivos, y expectativas en tus relaciones.

5. Generosidad y Templanza. Piensa sólo en establecer relaciones donde ambas partes os sintáis valiosos, reconozcáis y aceptéis vuestras diferencias, admiréis vuestras fortalezas, y os sintáis comprometidos en el tiempo en mantener una relación basada en el respeto y la confianza.

Si ahora giráramos la mirada hacia el mundo del Deporte nos vamos a encontrar que por su propia naturaleza el deporte trata de la participación, la inclusión y la ciudadanía. Se afirma que está evidenciado que el Deporte une a los individuos y a las comunidades superando en la mayor parte de los casos, entre otras, las barreras culturales y étnicas. Conocimiento

Si a esto unimos que el Deporte entendido en un sentido amplio (todas las formas de actividad física que contribuyen al buen estado físico, al bienestar mental y a la interacción social) proporciona un espacio para aprender habilidades tales como la disciplina, la confianza y el liderazgo y enseña principios básicos como la tolerancia, la cooperación y el respeto. Autoconocimiento y Generosidad.

Que además los programas de Deporte sirven como herramienta eficaz para la movilización social, para la participación voluntaria y ofrecen oportunidades para el juego y la expresión personal también para todas aquellas personas que disponen de pocas oportunidades en sus vidas. Autenticidad y Reconocimiento

Parece evidente que podemos llegar a afirmar, que si los clubs y/o las entidades deportivas de nuestros territorios ponen verdaderamente el foco en el concepto de “deporte para todos” donde el énfasis se ponga en la participación y la inclusión de todos los grupos de la sociedad y nos olvidamos de los aspectos negativos del Deporte que también los tiene ( la violencia, la corrupción, ladiscriminación, el vandalismo, el negocio exacerbado, las trampas y el abuso de drogas) estaremos contribuyendo, de un modo activo, a la construcción de comunidad y al desarrollo humano sostenible.

Un modelo de desarrollo donde, si el Deporte pone el foco en su sentido comunitario y en todos los aspectos positivos señalados anteriormente, se impulsen nuevos procesos relacionales que van a poder ayudar de forma directa e indirecta a las personas en el desarrollo de nuevas relaciones, creando relaciones sociales y conexiones y mejorando la comunicación entre los individuos y entre los grupos fomentando de este modo una mayor integración y cohesión social.

En definitiva si desde los clubs y/o entidades deportivas trabajamos para que el Deporte movilice en sentido amplio a las personas y promueva su implicación activa en la comunidad, estaremos enriqueciendo la construcción de la vida social y del desarrollo comunitario, potenciando y fortaleciendo a su vez el tejido social en cada territorio.

Publicado por

Xabier Armentia

Mi ingenuidad "hacer que pasen cosas"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s