Desarrollo del Capital Social, mayor calidad de las relaciones, mayor confianza entre las personas. Ventaja competitiva.

Observamos y trabajamos los sistemas sociales y las redes sociales de nuestras organizaciones.???

Entendemos que en la nueva economía del conocimiento los sistemas y las redes sociales pueden ser una variable de alto valor competitivo y una herramienta valiosa para la captación y retención de talento???

Si nos acercamos al concepto de Capital Social podremos observar que se desarrolla a través de la confianza entre las personas por medio de redes comunitarias que comparten y refuerzan valores y grupo, y por otro lado nos encontraremos que los diferentes autores a este respecto señalan que para construir Capital Social se requiere:

• Grado de cierre en las relaciones entre distintos actores de la organización.

• Estabilidad.

• Identidad entre los miembros.

En este análisis del concepto de Capital Social a su vez nos vamos a encontrar con la doble dimensión:

Dimensión estructural ( cantidad y calidad de relaciones)

Dimensión cognitiva del Capital Social ( normas y valores compartidos: confianza, compromiso cívico) . Se pueden trabajar ambas a través del Deporte.

Y unido a esto y finalizando este análisis del concepto de Capital Social, hemos de considerar dos variables fundamentales cómo la Comunicación y el Empoderamiento ( participación) de las personas como factores determinantes a la hora de implantar cualquier proyecto de desarrollo del Capital Social. Ademas podemos afirmar que el Capital Social es un recurso acumulable que crece en la medida que se hace uso de el.

En definitiva el Capital Social está constituido por el grupo de recursos estructurales sociales como normas de confianza, relaciones recíprocas y redes de interacción, inherentes en las relaciones laborales y en organizaciones del trabajo, que pueden facilitar acciones coordinadas y cooperación espontánea, mejorando la eficiencia de la organización

Realizada esta aproximación conceptual vemos que para desarrollar el Capital Social tenemos que primeramente tomar conciencia (conciencia grupal) como organización, para a partir de aquí poder generar contextos organizativos que favorezcan el desarrollo del Capital Social en la organización. Es muy evidente por tanto la dependencia existente entre el Capital Social y los contextos organizativos que pueden favorecer o no su desarrollo.

Desde otra mirada a las organizaciones, podemos observar también que otro factor común fundamental e inherente a este tipo de procesos es la relación existente entre Participacion y Capital Social: el comportamiento cooperativo. La cantidad de Capital Social disponible en las organizaciones influye en la capacidad de actuar cooperativamente. Mayor Capital Social – Mayor participación en la resolución de problemas comunes.

Por lo tanto si consideramos Capital Social , como la habilidad de las personas para trabajar juntas en grupos , y de las organizaciones para conseguir propósitos comunes. Entenderemos el trabajo como una actividad social donde el trabajador está influido e influye en el sistema social de su organización. El construir Capital Social no va a ser por tanto un proceso sencillo a corto plazo, va a ser bastante más sencillo propiciar redes y/ o asociaciones. De ahí que si consideramos que en la mayor parte de los casos entre las personas la ecuación más relación equivale a más confianza, en la medida que trabajemos por un lado la mejora de las habilidades de las personas y por otro los contextos organizativos favorecedores de la interacción estaremos contribuyendo a un mayor nivel de confianza entre las personas que integran las organizaciones, con la correspondiente mejora en la eficiencia organizativa para la resolución de problemas.

En este momento me gustaría aprovechar para indicar que a nivel de herramientas posibles a utilizar en este tipo de procesos el Deporte puede ser un elemento generador de relaciones y constructor de apoyo mutuo entre las personas. De ahí que podríamos llegar a afirmar que el Deporte, como conector social, puede permitir generar efectos beneficiosos para que las organizaciones puedan conseguir sus objetivos en clave de desarrollo de Capital Social. Si fuéramos capaces de crear contextos organizativos a través del Deporte que puedan provocar cohesión, si los profesionales se sienten a gusto y disfrutan, podrán empezar a labrarse relaciones de confianza entre ellos. De este modo desarrollaremos experiencias que nos ayudarán a crecer como grupo y a desarrollar un mayor grado de sentido de pertenencia al mismo.

Si por otro lado tenemos claro cómo diferentes autores afirman que entre los principales motivos de la desmotivacion y falta de implicación de las personas en las organizaciones nos encontramos con el déficit de interacciones por un lado y la falta de espacios donde expresar las emociones positivas por otro , es claro que una de nuestra principales estrategias para la retención de Talento y la mejora competitiva de nuestras organizaciones por lo tanto deberá pivotar sobre una estrategia de desarrollo del Capital Social de la Organización. Más si cabe considerando que derribando en parte nuestros actuales sistemas de creencias, las nuevas organizaciones sostenibles a futuro se van a construir desde la libertad y responsabilidad individual de las personas que las integren. Por lo tanto los nuevos sistemas de relaciones que se irán desarrollando entre las personas de la organización deberán ser diseñados desde la participación y sobre la base de esos principios de libertad y responsabilidad individual, sin ningún tipo de paternalismo.

Parece claro que los individuos van a necesitar nuevos espacios de satisfacción en el trabajo. Basados en la Confianza como gasolina de las relaciones, donde construir confianza va a ser el elemento base para el desarrollo del Capital Social con la consiguiente ventaja competitiva.

Si pretendemos obtener los siguientes posibles logros :

– Actitud más responsable del individuo en la organización

– Fomentar patrones de participación, asociación y autogestión en la organización.

– Desarrollo de programas sociales que involucren a los profesionales en la búsqueda de soluciones prácticas a sus problemas cotidianos.

Tenemos que construir organizaciones donde de instrumentalizar a las Personas tenemos que pasar a contar de verdad con las personas.

Para tratar de dar respuesta a este reto pendiente que tenemos como Organizaciones vamos a tener que ser capaces de gestionar nuestro sistema de relaciones sociales partiendo del correspondiente Diagnóstico que nos ayude a conocer la fortaleza de las redes sociales existentes. Cuáles son?? Detectarlas??. La naturaleza de las relaciones. Para qué y quiénes son útiles y sobre todo qué Beneficios reales representan en la sostenibilidad del proyecto. Para a partir de este diagnóstico poder iniciar un verdadero proceso de estrategia de desarrollo del Capital Social de la mano de las personas que integran el proyecto y todo ello en línea con el propósito que como Organización nos hayamos dado.

Publicado por

José María Armentia Macazaga

Mi ingenuidad "hacer que pasen cosas"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s