Entre lo publico y lo privado

Esta imagen del puente que aparece en la fotografía no pretende otra cosa que ilustrar ese espacio que existe o debiera existir entre lo público y lo privado, y que está y debe estar unido por iniciativas, propuestas, proyectos que hagan ver que entre la sociedadd pública y la sociedad privada existe un concepto para mí fundamental que es la comunidad que está integrada por los ciudadanos que componen dicha sociedad.

A este respecto todos sabemos lo que ha venido ocurriendo a lo largo de los últimos 30-40 años, donde de una situación inicial en la cual existía una amplia cobertura del espacio de lo público por la propia comunidad hemos pasado a una situación de franca retirada de la comunidad para dar paso a una mayor presencia de lo público en todos los aspectos de nuestras vidas. Esto no es ni bueno , ni malo es una descripción de una realidad , pero yo sí me atrevería afirmar que los que hemos vivido esta transición , y creo que no es solo nostalgia, echamos mucho de menos esa sensación de compartir , de tener objetivos comunes, de poner en marcha proyectos con la vecindad…… en definitiva recuperar la iniciativa de las personas que vivimos en esa comunidad.

Por otro lado creo que debemos tener todos muy claro que lo que venga va a ser diferente a lo que ya hemos vivido, pero uno se resiste a no tratar de recuperar aquellos espacios de trabajo en común con las nuevas claves de la sociedad actual, entre otras cosas porque parece más que evidente que tanto en clave de eficacia y de eficiencia a la hora de la prestación de los servicios y me atrevería a decir , como en clave de salud mental de una sociedad absolutamente pasiva, veo tremendamente necesario la construcción de nuevos espacios comunitarios donde los verdaderos protagonistas y hacedores sean las personas que forman parte de la sociedad.

El problema es que creo que a todos esta cuestión más allá de voluntades o buenas intenciones nos pilla absolutamente desentrenados porque venimos de unos últimos años donde la ” activitis” principalmente en clave de que tengo una agenda petada entre el trabajo , la casa, los niños y las extra escolares…….y que yo ya he trabajado bastante , ha echo que tengamos perdido el hábito tanto relacional como de necesidad real de trabajo en común. Eso sí luego somos los primeros en demandar espacios para la participación , que a mí no me tienen en cuenta, a quien se le ha ocurrido hacer esto……

Por eso entiendo que es necesario recuperar la iniciativa de las personas , para sí cabe el simil, reconquistar espacios que habiamos abandonado en parte en clave comunitaria. En este sentido es muy curioso obsevar como el mundo digital de hoy que nos permite estar súper conectados puede ser una herramienta fenomenal , y de hecho lo es, para estar todo el día conformando grupos de whasap, instagram, Facebook……pero quizás tenemos que reflexionar con qué objetivo o en que clave los estamos haciendo y por otro lado en qué medida hay espacios de toda la vida en los que seguimos estando presentes: cultura, deporte… que también son una gran oportunidad donde incorporando la nueva clave digital y relacional vamos a poder desarrollar actividades o trabajos comunitarios pero en clave siglo XXI.

Por ir terminado con mi reflexión compartida con todos vosotros , creo que es fundamental que tomemos conciencia de que estamos presentes en actividades de carácter asociativo a día de hoy y yo me referiré fundamentalmente al deporte ,como herramienta de transformacion social, desde los cuales podemos operar y generar un mayor desarrollo de iniciativas comunitarias. Pero es fundamental que en el triángulo Empresa- Sociedad( instituciones, asociaciones…)- Deporte empiecen a pasar cosas diferentes y me explico. Desde la Empresa ha llegado el momento de plantearse seriamente que el profesional con el que compartimos el proyecto es una persona que conforma parte de una comunidad y debemos favorecer su participación en proyectos comuitaruos, que la Sociedad en clave institucional tiene que entender que desde sus políticas debe favorecer y proteger a las Empresas que actúen de manera responsable ( proyectos de voluntariado corporativo….), a los movimientos asociativos que gestionan proyecto comunitarios y construyen nuevas propuestas,  y en definitiva a las personas que formen parte de estas iniciativas y las mantienen vivas, y finalmente el Deporte que debe modificar sus estructuras formales que no son propiedad de nadie y que por otro lado desde la dimensión socioeconómica que está adquiriendo en algunos casos debe asumir también su porcentaje de responsabilidad social a través de sus Fundaciones para fomentar el trabajo comunitario más allá de las habituales programas de desarrollo del deporte base, que también.

Con esta nueva mirada creo que más allá de crear nuevos ámbitos de actuación para los proyectos comunitarios creo que debemos a empezar a entrenarnos y a recuperar la forma desde ámbitos donde ya de una forma tradicional llevamos años presentes pero con una mirada diferente por parte de todos los agentes y personas que formamos parte de los mismos.

Publicado por

José María Armentia Macazaga

Mi ingenuidad "hacer que pasen cosas"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s